Abogados - LawInfo
Biblioteca de Recursos Legales
Para Abogados

Cómo establecer la paternidad

By: LawInfo

Con el constante incremento del número de niños que nace fuera del matrimonio, y una sociedad que ya no estigmatiza el hecho de tener hijos fuera del matrimonio, los tribunales se encuentran sobrecargados por litigantes no casados que buscan establecer la paternidad, la custodia, la visitación, el sostenimiento de los hijos y materias relacionadas con sus hijos. Afortunadamente, el tribunal de paternidad no es el único medio de establecer la paternidad, y el derecho familiar están cambiando para ajustar la realidad de los progenitores no casados y sus hijos.

 En general, las leyes estatales disponen procedimientos sobre paternidad tanto voluntarios como involuntarios. A fin de facilitar la paternidad, en los años recientes, muchos Estados han proporcionado un mecanismo mediante el cual el progenitor putativo, o el supuesto padre de un niño nacido fuera del matrimonio, puede establecer la paternidad voluntariamente ejecutando un affidávit juramentado sobre paternidad o reconocimiento, que, cuando está completo establece al padre como el progenitor legal del niño. Muchas parejas que no están casadas, pero que intentan residir juntas con sus hijos como una unidad familiar, eligen ejecutar un affidávit o reconocimiento y/o colocan de alguna otra manera el nombre del padre en el certificado de nacimiento del hijo, obviando así la necesidad de recurrir a los procedimientos formales de paternidad ante el tribunal.  Sin embargo, el lado negativo de los affidávits de paternidad, es cuando la relación de los progenitores se estropea, y aunque la paternidad haya sido establecida, no existan órdenes formales del tribunal acerca de la custodia, visitación, y/o sostenimiento de los hijos. En este caso, la familia debe asistir al tribunal de lo familiar a fin de establecer las órdenes del tribunal acerca de su(s) hijo(s).

 Todas las leyes estatales también disponen el establecimiento de la paternidad a través de procedimientos ante los tribunales, ya sea sobre una base voluntaria o involuntaria. Típicamente, si la paternidad no ha sido establecida mediante el affidávit o el reconocimiento, se les da oportunidad a las partes para someterse a una prueba genética, o prueba del DNA, a fin de determinar si un padre putativo es el padre biológico de un niño. Dada la precisión de la prueba del DNA, usualmente participar en una prueba DNA resuelve el asunto relacionado con la determinación de si un padre putativo es el padre biológico del niño. Entonces, los padres deberán proceder ante una audiencia en el tribunal en la que se establezca la paternidad, y se expidan las órdenes acerca de la custodia, visitación, sostenimiento de los hijos y/u otros asuntos relacionados. 

 Adicionalmente, muchos Estados presumen que si un niño es nacido durante un matrimonio, entonces el esposo es el padre del niño. En algunos Estados, esta presunción puede ser impugnada mediante la prueba del DNA, la que puede demostrar conclusivamente otra cosa. Sin embargo, en otros Estados, no existe la prueba DNA u otro método para desaprobar la paternidad que legalmente disponga si un niño nació en un matrimonio, aun si todas las partes interesadas saben que el esposo no es el padre biológico del hijo. Esto puede conducir a que los padres no biológicos sean responsables de las necesidades de sus hijos, incluyendo el deber legal de pagar el sostenimiento del hijo en algunas circunstancias.

 Una situación similar surge cuando un padre putativo firma un affidávit de paternidad o reconocimiento, cuando al mismo tiempo sabe que no lo es, o por lo menos no es el padre biológico del hijo. Igualmente, un padre putativo puede basarse en las afirmaciones de la madre en el sentido de que es el único padre biológico posible del niño al escoger firmar los documentos informales necesarios para establecer la paternidad. En muchas jurisdicciones, tal padre es el padre legal del niño, aun si más tarde se prueba o alega que no lo es. En estos casos, puede no haber un recurso para que un padre legal que de hecho no es el padre biológico y que está obligado legalmente a sostener al niño durante toda su minoría de edad. 

 Terminación de los derechos paternales

Una terminación legal de los derechos paternales difiere significativamente de un simple acuerdo de no buscar la custodia y/o visitación de un niño. Aunque los progenitores estás típicamente en libertad de escoger vivir separados de su hijo o de no visitarlos, tienen igualmente el derecho de hacerlo si así lo eligen. Por otra parte, una terminación legal de los derechos de la paternidad prohíbe permanentemente a un progenitor tener cualquier derecho sobre el hijo, incluyendo el derecho de su custodia, el derecho a visitarlo o tener cualquier contacto con el niño, y el derecho a tener cualquier intervención en las decisiones que se tomen acerca del niño. La terminación de los derechos paternales también libera a un progenitor de la responsabilidad de sostener financieramente al niño. Cada Estado tiene diferentes leyes que regulan la terminación de los derechos paternales y existen diferentes situaciones en las que un tribunal puede ordenar que sean dados por terminados los derechos paternales de una persona.

 Uno de los procedimientos más comunes en el que los derechos paternales se terminan es el que se debe a los procedimientos de negligencia y abuso. Aunque las circunstancias específicas de acuerdo con las cuales puede tener lugar dicha terminación, las mismas varían de alguna manera de Estado a Estado, algunas situaciones comunes incluyen la negligencia y/o el abuso de  un progenitor sobre el hijo, colocando al niño en peligro de verse envuelto en una actividad delictuosa, dejando al hijo sin una casa debido al encarcelamiento de ambos padres, o no ser capaz de cuidar al niño debido a la dependencia del alcohol y/o drogas. En este tipo de casos, el Estado alega que un progenitor no es capaz o inadecuado para cuidar de su hijo, y que sería para los mejores intereses del niño que se declaren terminados los derechos paternales. Previamente a una terminación de los derechos paternales, el Estado usualmente debe haber hecho un esfuerzo con los progenitores en los casos de negligencia y abuso, y comprometer a los progenitores a trabajar hacia la reunificación con sus hijos. Solamente cuando estos esfuerzos fallan, o cuando los progenitores rehúsan o no desean cooperar con el Estado acerca de la reunificación con sus hijos, tiene lugar la terminación de los derechos paternales.

 Otra circunstancia en la que se terminan los derechos paternales es mediante los procedimientos de adopción. En un caso de rutina de adopción, los procedimientos de adopción terminan legal y permanentemente los derechos paternales de los padres biológicos. Es común que los padres biológicos consientan en una adopción, terminando así sus derechos paternales. Sin embargo, algunos Estados tienen leyes de acuerdo con las cuales el consentimiento de los progenitores biológicos a la adopción no se requiere en algunas situaciones, usualmente debido a que el progenitor ha fallado en mantener contacto o a sostener financieramente al niño durante un período largo de tiempo. Igualmente, en una situación de la adopción por un padrastro, el padrastro llega a ser el progenitor legal del niño mediante los procedimientos de la adopción, lo que da como resultado la terminación de los derechos paternales de los progenitores, ya sea que ello ocurra voluntaria o involuntariamente. En esta situación, si el padre biológico conviene en la adopción por el padrastro o si no se requiere por ley el consentimiento del padre biológico, entonces se concede la adopción, y los derechos del padre biológico se terminan, siempre que el tribunal convenga en que la adopción sea para el mejor interés del niño.

 Cualesquiera que sean las circunstancias que conduzcan a una terminación de los derechos paternales, todos los tribunales utilizan la norma del “mejor interés del niño” para determinar si es apropiada dicha terminación. Algunas leyes estatales acerca de esta norma, son muy generales, al disponer solamente que la seguridad, salud y bienestar del niño deben ser protegidos. En otros Estados, sin embargo, el tribunal debe considerar una lista específica de factores en la determinación de si la terminación será para el mejor interés del niño. Algunos de los factores considerados por los tribunales de acuerdo con dicha norma, incluyen la edad del niño, las necesidades de salud específicas del niño, los deseos del niño si tiene cierta edad, y las necesidades mentales y emocionales del niño.

Adicional Derechos del Padre Artículos

Recursos Búsqueda LawInfo de Derechos del Padre

Derechos del Padre Videos

Calcular Manutencion de los hijos

Asesor Legal Principal clasificado Fiscal

Haga clic aquí para aprender más