¿Cuáles son los puntos básicos de la quiebra del Capítulo 7?

By: LawInfo

Cuando la gente habla de declararse en quiebra, usualmente se está refiriendo a la quiebra del Capítulo 7, que permite que usted descargue, o elimine, la mayor parte de las deudas que tiene. En muchos casos, declararse en quiebra bajo el Capítulo 7 es la manera más rápida y fácil de que una persona que debe un montón de deudas vuelva a tener un “inicio fresco” de sus actividades. Siempre que usted sea elegible para el alivio de la quiebra del Capítulo 7, y dependiendo de su situación individual, usted puede llegar a quedar libre de todas las deudas descargables dentro de pocos meses.

A fin de declararse en quiebra bajo el Capítulo 7, usted debe presentar una petición ante su tribunal de quiebras local, junto con varias de las formas que se requieren donde se listen sus ingresos, sus activos, deudas y gastos para vivir. En consecuencia, es necesario proporcionar a su abogado en quiebras una imagen clara y detallada de todos sus asuntos financieros. Si usted tiene principalmente deudas del consumidor, tal como las originadas por las tarjetas de crédito, el tribunal de quiebras requerirá que se someta a una asesoría de crédito con una agencia aprobada, antes de declararse en quiebra. Usted puede declararse en quiebra bajo el Capítulo 7, en forma individual o conjuntamente con su cónyuge.

Algunas de sus propiedades estarán “exentas” de los procedimientos de quiebra, lo que significa que usted las conservará, independientemente de las deudas que tenga con sus acreedores. Que la propiedad esté exenta dependerá de las leyes sobre quiebra federal y estatal. Declararse en quiebra también dará lugar a la “detención automática” contra sus acreedores. Con algunas excepciones, la detención automática impide a todos los acreedores intentar el cobro de sus deudas mientras los procedimientos de quiebra se estén llevando a cabo. Todos sus acreedores serán notificados de su declaración de quiebra ante el tribunal, de tal manera que quedarán advertidos de que no pueden cobrar sus deudas durante este período de tiempo.

Aproximadamente un mes después de haberse declarado en quiebra bajo el Capítulo 7, su síndico de la quiebra, o la persona nombrada por el tribunal para administrar su caso, llevará a cabo una reunión de acreedores a la que usted debe asistir. En esa reunión, usted tiene que contestar las preguntas que se le formulen, tanto de parte del síndico como de sus acreedores, acerca de su situación financiera. El papel principal del síndico es asegurarse de que usted cumple con todas las reglas y solicitar información, así como liquidar cualesquiera activos que no se encuentren exentos. Cualquier activo que este disponible para su liquidación será distribuido a sus acreedores conforme a las leyes sobre la quiebra y de acuerdo con su orden de prioridad. Sin embargo, en muchos casos hay activos exentos, por lo que no habrá distribución o pago alguno a los acreedores.

Finalmente, a menos de que un acreedor objete, o exista algo inusitado en su situación financiera, el tribunal de quiebra generalmente le concederá una descarga de todo lo que deba. Esto significa que los acreedores no pueden intentar una acción en su contra para cobrar las deudas que usted tenga con ellos. Si todo va bien, la descarga puede ocurrir en tan poco tiempo como cuatro meses. Existen unas pocas excepciones en que no ocurre la descarga, pero como regla, el resultado final de una quiebra del Capítulo 7 es la descarga en la vasta mayoría de los casos.

Adicional Bancarrota personal capítulo 7 Artículos

Recursos Búsqueda LawInfo de Bancarrota personal capítulo 7

Estado / Bancarrota personal capítulo 7 / Artículos